domingo, 25 de junio de 2017

Lo rentable

Es triste escuchar ciertos comentarios por parte de quienes han sido nuestros compañeros durante los dos últimos años. Lamento su marcha, pero aquí estamos quienes pensamos que es más rentable sumar, en lugar de la pataleta o el berrinche,  ha manifestado Mari Carmen Sánchez, portavoz de Ciudadanos en las Cortes valencianas, tras el abandono de cuatro diputados de esa formación política en la Comunidad Valenciana.
Es destacable que ciertas formaciones políticas recientes, con marcado acento en el regeneracionsimo político de fondo y formas adopten con tanta rapidez y total naturalidad las formas -y seguramente peor, el fondo- de la política tradicional; así pues, debemos deducir de lo manifestado por la portavoz de Ciudadanos que lo triste es escuchar lo que ciertos ex-compañeros de partido dicen, pero sin siquiera comentar o valorar el fondo de lo que dicen quienes se van de su partido, denunciando la evidente deriva política de la formación -muchos dudamos siempre de su careta socialdemócrata que ya abandonaron formalmente, pero tienen otras caretas alternativas- así como tratos vejatorios y amenazas de compañeros y dirigentes de Ciudadanos, a todo lo cual añaden lo fundamental para toda la ciudadanía (especialmente para los votantes de Ciudadanos): la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, gracias al apoyo de Ciudadanos al PP en un ejercicio de trilerismo político (en las propias palabras de quienes han abandonado su partido). Y es que las palabras nunca son inocentes; que la portavoz haya asegurado que lo rentable -no lo importante, o lo obligado- para quienes continúan en Ciudadanos sea sumar (¿sumar por sumar hasta ser todos uno con el Jefe?), indica claramente los criterios de rentabilidad contable o de negocio -la ética debe ser poco rentable- con que se mueven los dirigentes de esa formación política, que conforme pasa el tiempo recuerda más y más a la evolución del Partido Republicano Radical de Lerroux a finales de la Restauración y durante la II República. Es conocido el patético -más que triste- final de aquella formación política.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Follow by Email